sábado, 1 de octubre de 2011

Un minuto para dar amor

Esta entrada no va sobre un cuento formativo. No voy a hablar sobre una cuestión social, ni a tratar uno de los problemas de la humanidad. No voy a hablar de música. No. Esta entrada es un ejercicio. Un ejercicio espiritual. Tú, querido lector, eres el protagonista. Sigue mis instrucciones con cuidadosa atención.

Primero: Cierra la puerta, oscurece un poco la luz, colócate cómodamente y relájate. Relájate.

Segundo: Pincha aquí, deja cargar la canción y cuando termine de cargar, pasa al siguiente paso.

Tercero: Lee tranquilamente lo que escribo a continuación mientras escuchas la pista de audio. Si se acaba y no has terminado de leer, vuelve a ponerla.

Lee

''Vivimos en un mundo de caos, prisas y materialismo, donde hemos perdido nuestra magia, nuestra esencia para sentir puramente. Sensaciones tan difíciles de llevar como los celos, el amor, el odio, el miedo, están ocultas bajo un halo de racionalidad. Por qué no las liberamos. Siéntete libre, mientras te miro a los ojos. Ríe, ríe tanto como puedas cuando compruebas el sufrimiento y lo efímera que es la vida, y aun así esperarás a ella o él. Somos motas de polvo en la infinidad del universo, pero motas compañeras. Amo, río, lloro. Piensa. Dedícale estos instantes a la persona a la que quieres. Grítalo al mundo, quieres ser su mota de polvo compañera. Afanes del destino, aferrarnos a un pasado que nunca llega sin mirar a un futuro que nos llevará con el viento. Coge la energía que te da Madre Tierra, mira en el cielo de tu corazón y siente como resbala una lágrima por tu mejilla. Suéltalo. Has sufrido mucho. Llora sin compasión por ese amor que te va a dar la felicidad eterna, llora sin consuelo por esa persona a la que tanto amas que jamás recuperarás. Sal de la habitación, dile a tus padres: te quiero. Sal a la calle, díselo a la primera persona a la que veas con una pincelada de sincera sonrisa en el rostro. Somos débiles, pero podemos sentirnos fuertes y arropados. Soñemos por un momento que nuestros sueños se cumplen, que mundo tan mágico. Sigue soñando, y deja que la corriente de la vida te guíe. Siente el viento en tu rostro, el latido de tu corazón en la garganta, tu aliento, tu vida correr por tus venas. Siéntete humano. Cierra los ojos y siéntete en comunión con la armonía del universo.

Vive.


Y para finalizar, escucha esto, por favor

Gracias.

1 comentario:

  1. Excelente elección de piezas musicales ;) Nice post, as well.

    ResponderEliminar